AlfaBetaRETRO: Cadash - Mi rollo es el rol

Cadash

Cadash, Plataformas

Género: 

Plataformas, RPG

Plataformas: 

Mega Drive
Publicado por el

Taito nos lleva a su propio mundo fantástico lleno de seres extraños, pero también de acción y plataformeo.

No deja de tener su guasa que un país como Japón, con una riquísima cultura, mitología y leyendas propias a cuestas, experimente a principios de los ochenta una verdadera fiebre hacia el rol con toques medievales occidentales, y más concretamente, europeos, claro. La culpa la tiene Wizardry, la vetusta serie de Sir-Tech que nació en Apple II y que a bordo de sistemas como el MSX cruzó el gran charco para conquistar la tierra de los samuráis. Resulta que a los japoneses les entusiasmaron las aventuras de toque tolkeniano, y tan fue así que abrazaron la imaginería de fantasía épica con verdadera devoción.

Y es que si algo han sabido hacer los nipones de manera tradicional es tomar algo y darle un giro propio para mostrarlo a su manera, muchas veces para mostrar que dicha manera podía incluso superar al original. El rol japonés, pese a tomar muchos elementos occidentales, ha llegado a ser un género en sí mismo. Pero más allá de la mecánica utilizada, hay algo especial en este tipo de aventuras gestadas en las islas. Algo en el tono, en la importancia de los objetos, en los propios personajes que se antoja muy distinto a las gestas occidentales.

Por ejemplo, llevar una aventura rolera a los recreativos es algo que, tal y como se planteaban los videojuegos basados en juegos de rol en occidente, mucho más sesudos y para tomárselos en casa con calma, no parecía viable. Pero eso no detuvo a desarrolladoras como Namco, Sega o Taito. En el término medio está la virtud, y si el público de los arcades quiere acción, pero al mismo tiempo sentirse dentro de un RPG, se puede dar con la fórmula. Dragon Buster, Wonder Boy in Monsterland en menor medida, y Cadash en mayor, fueron algunas de las máquinas que apelaron a esta receta híbrida. Vamos a centrarnos en la última de ella, la de Taito, un juego para hasta cuatro jugadores simultáneos que te embarca en la aventura por cinco duros.

El pacífico reino de Deerzar ha sido atacado por el malvado dragón Baarogue (una transcripción fonética de Balrog), y ya puestos se ha llevado a la princesa Salassa tras atacar hasta el reino de Cadash. Cuatro héroes acuden a la llamada del rey para afrontar una misión de rescate: Un guerrero, un mago, una sacerdotisa y un ninja, cada uno con sus propias armas y habilidades que irán en aumento conforme ganen experiencia. Les hará falta para cruzar Cadash y acabar con Balrog de una vez por todas, juntos o por separado.