Análisis de Paladins: Champions of the Realm - El reino de los héroes

Paladins: Champions of the Realm

Paladins: Champions of the Realm, Acción

Género: 

Acción

Plataformas: 

PS4
Publicado por el

Hi-Rez Studios es el estudio responsable de Paladins: Champions of the Realm, que llega en su versión final a PlayStation 4, Xbox One y PC en forma de free to play.

JUGABILIDAD: Paladins sale muy bien parado en lo que a la jugabilidad se refiere dado al extenso plantel de campeones y, por supuesto, a sus respectivas habilidades. Gracias a ello, el videojuego admite a muchos tipos de usuarios dado que no existe una única manera de enfrentarse a cada partida. Si a ello le sumamos los potenciadores y la mecánica de las cartas, sin duda acaba marcando la diferencia respecto a propuestas de corte similar.

GRÁFICOS: Los diseñadores han apostado por unos gráficos de estilo cartoon, coloridos y muy fluidos en cuanto a la tasa de frames por segundo que, en resumen, funcionan a la perfección con el tipo de juego trepidante y desenfadado que proponen desde Hi-Rez Studios. Cabe destacar también la gran variedad de skins de las que dispone el jugador a la hora de personalizar a los diferentes héroes del videojuego.

SONIDO: El apartado sonoro de Paladins es también uno de los aspectos más remarcables dada la variedad de personajes a la que hacíamos referencia antes. Cada uno de ellos cuenta con habilidades innatas que, por supuesto, acaban repercutiendo tanto en el apartado visual como en lo que al sonido se refiere.

DURACIÓN: Teniendo en cuenta la variedad de modos de juego, que permiten disfrutar tanto de partidas rápidas como de las enmarcadas en la vertiente competitiva,  el jugador podrá pasarse cuantas horas quiera con cualquiera de los personajes disponibles. Si añadimos lo relativo a la mejora de cada uno de ellos, la extensión de Paladins se dispara exponencialmente.

CONCLUSIÓN: El periodo de beta abierta no ha podido sentarle mejor a Paladins que, mediante el feedback con la comunidad, ha sabido dar forma a la versión final del juego que ahora tenemos en nuestras manos. Al margen del extenso plantel de personajes seleccionables, el punto fuerte del título es la jugabilidad. Si a ello le añadimos mecánicas como la de las cartas, la personalización de los campeones o su condición de free to play, la propuesta de Hi-Rez Studios se convierte en una de las más atractivas de la actualidad para los apasionados del género.