Análisis de Resident Evil Revelations 2 para Switch - Un renacimiento hecho portátil

Resident Evil: Revelations 2

Resident Evil: Revelations 2, Acción

Lanzamiento: 

25-02-2015

Género: 

Acción, Terror

Plataformas: 

Xbox One, Xbox 360, PS3, PS Vita, PS4
Publicado por el

El título en formato episódico llega a Nintendo Switch con todos sus contenidos y mucho terror que repartir. La mejor versión de Resident Evil: Revelations 2 ha llegado.

El retorno a las raíces es la mejor forma de definir a la estrategia seguida por Capcom con Resident Evil. Tras lanzarse a algo más orientado a la acción, la compañía nipona vio cómo el público comenzaba a perder el interés en una franquicia que antaño había sido todo un referente en el género Survival Horror. Debido a esto, movieron ficha y cambiaron de prisma, lanzando la subsaga Revelations, un híbrido entre la experiencia terrorífica de sus orígenes y las mecánicas actuales, algo similar a la que para muchos fue una de las mejores entregas de la IP, Resident Evil 4.

Esta vertiente se estrenó en Nintendo 3DS con Resident Evil: Revelations. El título tardó poco en calar entre la comunidad de jugadores, y sus creadores decidieron llevarlo a plataformas de sobremesa como PlayStation 3, Xbox 360 o PC para brindar esta experiencia a un nicho aún mayor. Su secuela, Resident Evil: Revelations 2 trató de seguir las mismas líneas y de mejorar todo lo que hacía bien su predecesora, pero atreviéndose con un formato episódico que causó todo tipo de opiniones.

Ahora, en otro giro de Capcom, esta entrega, que jamás vio la luz en una plataforma de la Gran N, ha aterrizado junto a su predecesora en Nintendo Switch. No solo se estrena en una consola de los de Kioto, sino que lo hace en una que le permite ser jugada en cualquier lugar gracias a esa portabilidad añadida. ¿El resultado? Una genial experiencia que ahora nos llega en un pack completo para sumergirnos de lleno en su terrorífica atmósfera y, de paso, dar alguna clase de cómo usar los Joy-Con.

Poco nuevo podemos contar sobre el transcurso de los acontecimientos en Resident Evil: Revelations 2. Los cuatro protagonistas que ya desfilaban por el original, el dúo formado por Claire y Moira y el compuesto por Barry y Natalia vuelven a esa misteriosa isla repleta de infectados. Cada uno está ahí por sus propias motivaciones, pero ambas historias se complementan y entrelazan hasta el punto de que las decisiones tomadas con Claire Redfield tendrán cierta influencia en la del ya veterano Barry Burton.

Se nota la procedencia de un título episódico, hasta el punto de que la acción se divide en varios capítulos (originalmente vendidos por separados) que sirven para agrupar cada momento de la trama argumental. No podemos entrar a detallar mucho más, dado que muchos de los que estén leyendo esto serán neófitos; pero sí decir que hay sitio para viejas caras y muchísimas más sorpresas tras ese aire de reality show grotescto que, como bien comentábamos en su momento, impregna a las andanzas de Redfield aquí.

Las mecánicas siguen andando a medio caballo entre el Survival Horror y el Third Person Shooter, solo que repartiendo las acciones entre cada pareja. Normalmente el rol de uno de los dos es el de apuntar y disparar a todo lo que se mueva y emita ruidos extraños; mientras que el otro se limita a señalar, iluminar y hacer otro tipo de acciones complementarias. La decisión de limitar el abanico de acciones de cada uno trataba de obligar a alternar entre personajes, e incluso de fomentar la coordinación en el modo cooperativo, alimentada por el constante intercambio de objetos; pero lo cierto es que se echa en falta un pelín más de versatilidad.

Por otra parte, se siguen echando en falta algunas dosis más de puzles. El equipo de desarrollo tuvo a bien el recuperar el "backtracking" para recoger ciertos objetos antes inaccesibles y fomentar la constante exploración; aunque no hay grandes complicaciones a la hora de resolver rompecabezas. Afortunadamente, la combinación de estos momentos con los de mayor adrenalina resulta bastante efectista, como también el no ceñirse solo a un laberinto de pasillos y dar pie a zonas con mayor amplitud. Hay un constante toma y daca entre estas contraposiciones, y funciona, funciona bastante bien.

Entrando en cómo se ha adaptado Resident Evil: Revelations 2 a Nintendo Switch, solo podemos decir que muchas compañías deberían echar un vistazo a lo que hace a la hora de aprovechar los mandos de la consola. Es de los pocos juegos que saca partido a la pantalla táctil y al sensor infrarrojo del Joy-Con derecho, y lo hace para sumar algo más al control por movimientos que se ha implementado. Como era de esperar, una de las formas de sacar partido al hardware de la híbrida ha sido permitir el apuntado por movimiento, así como la ejecución de combates cuerpo a cuerpo y la recarga del arma.

Este último movimiento se realiza simulando la introducción de un cartucho en una pistola, solo que el cartucho es aire y la pistola es el Joy-Con derecho. Un gesto rápido con el que el sensor detecta lo que debe y procede a hacer la recarga del arma. Es un detalle nimio, pero una forma de demostrar que hay métodos para ir más allá del meneo de un mando y de un apuntado que, si bien da un plus de precisión y agilidad fenómenal, sí que necesita de hacer un pequeño ajuste en la configuración.

Y sí, también se ha hecho por el aprovechamiento de la Vibración HD. Sin embargo, aquí el tono no puede ser tan positivo. Se nota, y si la ajustas puede estar accionándose cada poco, pero no logra transmitir sensaciones más allá de vibraciones de mayor o menos intensidad. 

En cuanto a fidelidad visual, debemos destacar la nitidez y la fluidez con la que se mueve en todo momento. Los 60 fotogramas por segundo son su constante objetivo y, salvo pequeñas caídas en momentos puntuales, logra mantenerlos durante la mayor parte del tiempo. Sorprende, sobre todo porque da la sensación de estar a la par con lo visto en PlayStation 4 y Xbox One; pero sorprende aún más cuando juegas en Modo Portátil y sigues viéndolo con ese nivel y sin perder rendimiento, incluso en las secuencias cinematográficas.

Como punto negativo, hemos visto unos considerables tiempos de carga que en ocasiones pueden durar más de un minuto. Ciertamente, pensar en jugar a Resident Evil: Revelations 2 mientras haces un viaje en el bús o en el metro suena apetecible, pero con cargas como esta no parece el más idóneo para una partida rápida.

Por lo demás, su atmósfera, repleta de momentos de tensión y alguna que otra situación capaces de hacerte desistir durante unas horas; además de ese aroma a Survival Horror que sigue manteniendo, siguen tan presentes como siempre, siendo capaces de tenerte enganchado a la partida durante las 10 horas que puede durar toda la historia. Quizá algo cortas para algunos, pero totalmente disfrutables en compañía y expandibles con un Modo Asalto (combates contra hordas de enemigos con posibilidad de jugar online) realmente divertido.