Avance de Dragon Quest XI - ¿El gran RPG del año?

Dragon Quest XI

Dragon Quest XI, Rol

Lanzamiento: 

29-07-2017

Género: 

Rol, Por turnos

Plataformas: 

3DS, PS4
Publicado por el

Confirmado su lanzamiento en occidente para este mes de septiembre, repasamos todo lo que esconde bajo la manga la undécima entrega de la legendaria Dragon Quest.

 

 

Se lo han tomado con mucha calma, pero por fin se han animado. Square Enix ha sacado el rotulador rojo, el de las citas importantes, ha abierto el calendario y ha señalado el 4 de septiembre, fecha en la que Dragon Quest XI llegará a las PlayStation 4 de toda Europa. La legendaria franquicia de rol que nació como gran propuesta de Enix, la por entonces rival de una Square que conformó otra leyenda de nombre Final Fantasy, estrena este mismo año su undécima entrega principal.

Por el camino se nos queda una versión para Nintendo 3DS que prometía satisfacer tanto a novatos como a veteranos con ese apartado doble (retro y moderno), como también permanece en el aire la versión para Nintendo Switch de la que nadie sabe nada, salvo que va a permanecer en la recámara hasta 2019. Pero no importa, porque Dragon Quest vuelve, y con una aventura de las que prometen.

Su undécima entrega aspira a ser la más ambiciosa de toda la franquicia, y tan solo hace falta echar un ligero vistazo a cualquier material promocional lanzado hasta ahora para darse cuenta de ello. Más grande, más completo e inmenso en todos los sentidos, puede que este año seamos testigos de algo a la altura de lo conseguido con Dragon Quest VIII en PlayStation 2.

El protagonista de esta aventura es Irebun, un joven que, desde que tiene uso de razón, se ha criado en una apacible aldea donde nunca hay problemas y todo es tranquilidad y sosiego. Sin embargo, a la hora de celebrar su paso a la edad adulta, descubre que no es alguien más, es la reencarnación de un héroe que tuvo que darlo todo hace incontables años para salvar al mundo.

En ese momento, no solo aprende que esa marca que tenía en su mano era la señal de su heroica procedencia, sino que el mal amenaza con volver a Lotozetasia, mundo donde transcurre la aventura, y que su misión es ponerle freno antes de que sea demasiado tarde. Así, convertido ya en hombre, decide abandonar la tranquila Aldea Ishi para acabar con esa amenaza que comienza a asomar en el horizonte. Sin embargo, en su primera llegada a una ciudad, Heliodor, los guardias reales lo señalan como un Luminario (similar a la clase Luminaria, característica de la saga) y proceden a encarcelarlo.

En prisión conoce a Camus, un ladrón dispuesto a escaparse de la prisión. Ambos unen fuerzas y se acaban liberando. Ahora, la aventura de nuestro héroe no solo consiste en erradicar a una amenaza maligna, sino también en zafarse de sus perseguidores, los miembros del país regentado por el Rey Carnelian. A lo largo de todas sus andanzas, ambos personajes irán conociendo a más y más individuos que se sumarán a sus filas, conformando un amplio equipo como ya es propio de esta franquicia, y con el que tendremos que aprender a organizar estrategias para desempeñarnos en batalla.

Las batallas, por su parte, apuntan a seguir el lado más tradicional de Dragon Quest. Con un sistema de clases que definirán tanto la apariencia como las características y habilidades de los personajes, los combates se regirán por turnos en los que dictar órdenes directas a los personajes para atacar, aprovechar habilidades, lanzar hechizos o, como novedad en Dragon Quest XI, la posibilidad de que varios luchadores sumen fuerzas para realizar ataques mucho más poderosos. También se ha confirmado la presencia de otra mecánica peculiar, Zone, que permite a los combatientes aumentar su poder de forma considerable cuando reciben una cantidad de daño determinada.

Para dar pie a estas, el jugador tendrá que acudir al encuentro con los monstruos que se encuentre por el camino mientras explora el mundo de Lotozetasia. Como ya se viene viendo desde hace varias entregas, los combates ya no suceden de forma aleatoria, los enemigos campan a sus anchas por el mapeado y correrán a por nosotros si son poderosos, de la misma forma que huirán si es al revés. Sea el caso que sea, dándoles un espadazo antes se podrá entrar a luchar con cierta ventaja adicional en batalla. Probablemente, una mecánica de gran utilidad, ya que la dificultad es algo que siempre ha caracterizado a DQ, y no parece que aquí vaya a ser menos (para más inri, se ha confirmado en occidente un modo de dificultad mayor de nombre Incursión Draconiana).

El desplazamiento por el mundo es algo que promete contar con un abanico mucho más amplio que de costumbre. Teniendo en cuenta que la escala va a ser la más grande hasta la fecha y que, aunque parece que habrá cierta linealidad por el esquema de zonas interconectadas que ha usado Square Enix, la exploración va a ser mucho más amena. Un nuevo sistema de monturas permitirá montar sobre caballo y “atropellar” a enemigos, montar sobre un dragón para volar por determinadas áreas, coger una barca para atravesar lagos o incluso pilotar un robot. La variedad estará servida durante esas más de 100 horas de juego que prometen desde Japón.

Esta versatilidad es algo que se notará incluso en nuestro personaje, que tendrá hasta la opción de saltar para moverse mejor por el mundo. Y este, por su parte, aspira a ser el más bonito de toda la franquicia. Para hacer Dragon Quest XI, el equipo ha recurrido a la tecnología del motor Unreal Engine 4, por lo que podéis haceros una idea de lo que nos espera en términos visuales.

Cualquier imagen o vídeo publicado por Square Enix sirve para ver que la ambición es algo que se ha apoderado incluso del apartado gráfico. De hecho, se ha implementado un modo fotográfico para poder sacar instantáneas de cualquier momento y escena. Se mantiene la esencia de las ilustraciones de Akira Toriyama, incluso el toque de las melodías engendradas por Koichi Sugiyama. Estos dos nombres son los que, junto a Yuji Horii, se encargaron de dar forma al mito de Dragon Quest y se encargan de mantener su esencia en esta undécima entrega.

Más grande, más bonito, más completo y, por encima de todo, más ambicioso. Este RPG que nos llega en septiembre de 2018 promete traer consigo un centenar de horas cargadas de la magia y la fantasía que siempre han conformado el sello de identidad de esta saga.