La canción que Metal Gear Solid robó a un compositor ruso

Publicado por el

El famoso tema principal compuesto por Tappi Iwase protagonizó uno de los casos de plagio más peculiares del videojuego.

Cuando piensas en la saga Metal Gear Solid, además de venir automáticamente a tu cabeza la imagen de Solid Snake o de Big Boss, tus oídos empiezan a llenarse con esa melodía tan propia y característica. Si eres de los que ha jugado a toda la saga, de los que usan botes de kétchup para fingir muertes o cajas para esconderte frente a las narices de cualquiera, seguramente sabrás que en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, la canción insignia no apareció por ninguna parte. ¿Por qué?

La culpa, ni más ni menos, la tuvo el compositor ruso Georgy Vasilevich Sviridov, quien, si bien parece tener el nombre de un personaje sacado de la propia franquicia, está mucho más vinculado a ella de lo que jamás habría imaginado, aunque señalarlo a él solo no sería justo. Hay que mencionar a la otra parte que también tiene gran parte de culpa, por no decir toda: Tappi Iwase. Este japonés, a quien Hideo Kojima pidió que compusiera la pieza clave para su franquicia, decidió optar por el camino más fácil.

Y cuando hablamos del camino más fácil en terreno musical no hablamos de autotune, sino de plagio. Iwase, ni corto ni perezoso, decidió hacer su composición tomando prestadas ciertas licencias de una de las obras de Sviridov. No le salió nada mal, ya que el tema principal de Metal Gear Solid es algo que aún a día de hoy sigue sonando y resonando en la memoria de los fans o de los que juegan a videojuegos en general; pero para Kojima no fue plato de buen gusto toparse con la realidad en una entrevista.

Porque fue así, el padre de Metal Gear descubrió la sorpresa de su amigo Iwase gracias a unos periodistas que se animaron a hacerle escuchar una composición musical. Os podéis imaginar cómo reaccionó el creativo nipón en el momento en el que empezaron a sonar los primeros acordes de la obra rusa, o quizá no.

Noticias relacionadas