¿SABÍAS QUE… la serie Persona tiene sus raíces en la psicología y en una leyenda urbana?

Publicado por el

Las primeras entregas de esa serie recrean cierto ritual extendido en el folclore japonés con su correspondiente historia inquietante detrás.

¿SABÍAS QUE… la serie Persona tiene sus raíces en la psicología y en una leyenda urbana?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades.. A la hora de hablar de juegos de rol japoneses siempre están los dos eternos referentes que son Dragon Quest y Final Fantasy, pero desde luego no son los únicos. Hay muchas otras sagas que también han gozado de gran calado y han dado pie a series derivadas. Precisamente, una de esas series derivadas ha conseguido algo que pocas logran, y es fagocitar el éxito de su serie madre. Se trata de Persona.

Posiblemente la propiedad más exitosa de Atlus ahora mismo, y que pese a ser en sí misma un spin-off, de Shin Megami Tensei para más señas, ha terminado por eclipsar a la serie original y atraer la expectación con cada nuevo lanzamiento. A las pruebas nos remitimos con ese premio de Mejor RPG del Año 2017 concedido en la pasada ceremonia de The Game Awards a Persona 5, uno de los candidatos, además, a Juego del Año.

Persona tiene raíces muy curiosas. Por ejemplo, como ya decimos, se trata de una derivación de la serie Shin Megami Tensei, que a su vez tiene su origen en la literatura, en una novela llamada Digital Devil Monogatari: Megami Tensei y escrita por Aya Nishitani de la que pronto separaría su camino para establecer un universo propio en el que sus particulares demonios son los únicos que repiten en cada entrega. Por ello, criaturas como el abrazable Jack Frost, que prácticamente es la mascota de la saga, las lascivas Pixies o los Kobolds han acabado siendo imagen de marca.

No obstante, a la hora de idear la saga Persona, hay dos elementos que entran en juego. Uno es la psicología analítica, corriente fundada por el suizo Carl Gustav Jung, y el otro ya es bastante menos científico. Una leyenda urbana japonesa que te contaremos en esta entrega de ¿Sabías que...?

Noticias relacionadas