The Legend of Zelda: La terrible verdad que esconden los jefes de la saga

Publicado por el

Algunos de los grandes enemigos a los que Link se enfrenta en la saga The Legend of Zelda demuestran el cruel lado del héroe.

The Legend of Zelda: La terrible verdad que esconden los jefes de la saga

Con más de tres décadas en su haber, The Legend of Zelda nos ha traído muchas historias que suelen tener varios elementos en común: el protagonista es Link, la princesa es Zelda y el villano es Ganon, o Ganondorf. Junto a esto, todos los que se acercan a la franquicia saben que hay mazmorras, mucho por descubrir, puzles que resolver y, por supuesto, jefes a los que eliminar para poder conseguir restaurar la paz en Hyrule o en la tierra donde transcurra la acción.

Cuando vamos a por ellos, siempre pensamos que se trata de criaturas malignas, entes que irradian mal y quieren acabar con todo lo que se les ponga por delante. Pero, ¿es esto realmente así? Analizando un poco algunos de los grandes jefes que hemos visto en toda la saga, podemos darnos cuenta de que muchos de ellos en realidad no son algo dañino y que, de hecho, su único problema es estar encerrados y desesperados.

A bote pronto puede parecer una afirmación exagerada, pero vamos a recapitular algunos nombres, algunos combates vistos en las entregas más destacadas de la saga (casi todas) para que veáis que no estamos realizando una divagación excesiva y que, quizá, estos jefes no necesitaban precisamente ser aniquilados. Puede que, de hecho, Link llegase a ser incluso más peligroso que ellos, o al menos mucho más inmisericorde con su pobre condición.

Cojamos, por ejemplo, a The Legend of Zelda: The Wind Waker. En esta entrega de la saga, hay una gigantesca ave, Kranos, que secuestra a nuestra hermana al comienzo y se la lleva, siguiendo las órdenes de Ganondorf. Este gran pájaro, de hecho, es uno de los enemigos más conocidos de este juego. Pero, realmente, lo único que le sucede es que lleva una máscara que ha tomado el control sobre su cuerpo (algo similar a Májora y Skull Kid). Aun así, le damos caza.

Noticias relacionadas