OPINIÓN: El renacer del cine de videojuegos

Publicado por el

Reflexionamos sobre la nueva tendencia del cine de videojuegos, que parece haber evolucionado favorablemente en los últimos meses.

OPINIÓN: El renacer del cine de videojuegos

Pese al interés que siempre han generado los videojuegos en la industria cinematográfica, apenas podemos contar con los dedos de una mano las adaptaciones que han resultado ser satisfactorias en las últimas décadas. El principal problema es que el gran público se siente desconectado de una trama que no le es familiar mientras los seguidores del título en cuestión no reconocen los elementos que sí les atrajeron en sus respectivas partidas.

Aunque existen innumerables ejemplos, como la película de Super Mario o la más reciente de Assassin’s Creed, querríamos empezar recordando una en particular a la que hace unos días se refería uno de sus protagonistas. Aprovechando una entrevista promocional de Proyecto Rampage, que aterrizará mañana en la cartelera adaptando  el mítico videojuego de los años 80, Dwayne Johnson ha querido recordar el “increíble fracaso” que supuso Doom a nivel cinematográfico.

El famoso actor, ahora volcado en el cine de acción, espera haber aprendido de sus errores y ofrecer en su nueva película aquello que los espectadores esperan de este tipo de adaptaciones a la gran pantalla. Algo que, en gran medida, ha logrado en las últimas semanas Tomb Raider. Lara Croft ha regresado al cine de la mano de Alicia Vikander, que se ha transformado en la versión más actual del personaje que hemos conocido en los más recientes videojuegos.

Pese a que la trama apenas presentaba algunas coincidencias argumentales, lo cierto es que muchos fans han quedado conformes con una película que, para la mayoría, ha superado con creces a las de Angelina Jolie a principios de los 2000. El nivel de producción ha mejorado notablemente y la ganadora del Oscar a mejor actriz ha sido capaz de dotar de personalidad propia a una heroína a la que la crítica profesional no ha disgustado en absoluto.

Si bien es cierto que no se ha acercado siquiera a éxitos como Black Panther en lo que respecta a la recaudación en taquilla, a día de hoy ya ha ingresado más de 263 millones de dólares, de los que un 79% se han conseguido fuera de Estados Unidos según BoxOfficeMojo. Teniendo en cuenta que el coste de producción aproximado era de 94 millones, Warner puede estar contenta con el resultado de una película que fue discutida desde la elección de la protagonista hace meses.

Los expertos vaticinan también un gran éxito a la mencionada Proyecto Rampage, que podría convertirse en una de las cintas más populares del mes de abril según las previsiones. Tampoco podemos olvidarnos de Ready Player One que, en poco más de dos semanas, ha confirmado el interés del público por producciones vinculadas al mundo del videojuego. En este caso, como seguramente sabrás, nos hallamos ante una adaptación literaria obra de Ernest Cline.

No obstante, el hecho de que una película protagonizada por un juego haya tenido tal repercusión a nivel internacional, como reflejan sus 397 millones de dólares de recaudación total, no hace sino esperanzar a todos aquellos que siguen confiando en los videojuegos como nutriente del sector cinematográfico. ¿Acaso estamos asistiendo a un cambio de tendencia respecto a lo que veníamos observando años atrás? Aún es pronto para sacar conclusiones dado que apenas se han encadenado un par de éxitos; sin embargo, todo parece apuntar en la buena dirección.

La adaptación al cine de Metal Gear Solid es uno de los proyectos más ilusionantes que nos aguardan en el horizonte. El hecho de que Jordan Vogt-Roberts, director de Kong: La isla calavera y seguidor confeso de la saga de videojuegos, sea el encargado de trasladar a la gran pantalla una aventura de este calibre, ha generado numerosas expectativas entre los fans. Sobre todo dada la colaboración del mismísimo Hideo Kojima en todo el proceso, en el que está haciendo la función de asesor.

A la vista también está la película de Uncharted, que ha pasado ya por tantas manos que muchos han dejado de confiar en que el proyecto vaya a materializarse en algún momento. Lo cierto es que, en estos momentos, nada hace pensar que Sony haya dejado aparcado esta emocionante adaptación de la saga de juegos de Naughty Dog. Hace unos meses, la compañía confirmaba a Tom Holland como protagonista de una historia ambientada en la adolescencia de Nathan Drake.

Pese a que a muchos no les convenció este enfoque, inspirado en los flashbacks de la tercera y la cuarta entrega, lo cierto es que tanto el actor como los responsables de la producción estaban ansiosos por explorar la faceta menos conocida de la vida del cazatesoros. Nada asegura, a estas alturas, que el resultado final vaya a ser satisfactorio. No obstante, la presencia como director de Shaun Leavy, showrunner de la Stranger Things, supone toda una motivación para los seguidores de Uncharted.

Diferente es el caso de The Last of Us, un proyecto en el que ni siquiera se ha confirmado a los protagonistas. ¿Quién encarnará a Joel y a Ellie en el cine? Es posible incluso, si nos atenemos a las últimas declaraciones de Neil Druckmann, que los responsables del film apuesten por una nueva historia que, pese a ambientarse en el universo del videojuego, nos sumerja en el punto de vista de otros personajes.

Sea cual sea la decisión final, el futuro de los videojuegos en el cine parece no solo asegurado sino asombrosamente prometedor. Será cuestión de tiempo confirmar si nos hallamos ante una nueva tendencia, en la que los éxitos en taquilla estén a la orden del día, o si lamentablemente se trata únicamente de un espejismo generado por las recientes adaptaciones cinematográficas. ¿Por qué opción te decantarías en estos momentos?

Javier Castillo